Son unos de los tratamientos más demandados dentro
de la odontología estética. Son láminas finas de
cerámica que se adhieren al diente por la cara externa,
dándoles la estética deseada.
La función principal de las carillas es embellecer la
sonrisa, dando un aspecto más “armónico” a los dientes frontales, por ser los que mostramos al
sonreir.

Las carillas dentales se utilizan para corregir todo tipo de defectos: dientes torcidos, rotos,
separados, con manchas, irregulares o gastados

Las carillas de porcelana no pierden ni color ni brillo con el paso del tiempo, solo necesitan de
un control anual para asegurar su correcta adhesión y mantenimiento.

 

Las carillas de composite cerámico las realiza el odontólogo directamente en la boca del
paciente. Se consideran reversibles, por eso se aconsejan en pacientes menores de edad que
lo requieran.
La desventaja principal es que pierden color y brillo con el paso del tiempo, deben cambiarse
aproximadamente cada 5 años.

carillas-CLINICA ROCAMORA